Reducir el estrés en la vida cotidiana: ser madre durante la pandemia – Coperta Ponderata Balance
Consegna a €0,00 | Politica di restituzione di 100 giorni | Garanzia di sonno migliorato SCOPRI DI PIÙ

Reducir el estrés en la vida cotidiana: ser madre durante la pandemia de Covid 19.


Réduire le stress

Cómo reducir tu estrés como madre

Ser madre es genial, pero seamos sinceros, también es exigente. Entre varias citas, las tareas del hogar, la preparación de comidas saludables y la satisfacción de las necesidades emocionales de su hijo, su vida diaria puede volverse desordenada rápidamente. Si también persigue su carrera a tiempo completo o parcial, nunca se aburrirá.

En medio de la pandemia mundial, las madres han asumido más responsabilidades de lo habitual, ya que muchas de ellas tienen que ocuparse de otras tareas además de su vida familiar diaria. La carga emocional y psicológica de todas las tareas familiares, como las citas con el médico, las compras, la organización y la comprobación de la interminable lista de tareas pendientes, pueden convertirse rápidamente en demasiado. Además, los efectos secundarios de la pandemia ahora se notan: los abuelos ya no pueden ayudarlo como antes y debe haber restricciones en los pasatiempos y actividades de ocio. Y con más tiempo en casa con los niños, parece imposible encontrar tiempo para sus propias necesidades.

Las madres ya suelen ser reacias a darse tiempo para sí mismas, sienten aún más ira y ansiedad por el impacto de la pandemia. Según la Encuesta sobre el estado de la maternidad, el 74% de las madres han tenido una peor salud mental y se han sentido exhaustas desde el inicio de la pandemia.

La misma encuesta encontró que solo el 32% de las madres pueden encontrar una hora al día para sí mismas y que solo el 8% de las madres duermen ocho horas o más por noche. El tiempo libre y el descanso son herramientas fundamentales para gestionar la salud mental y el bienestar emocional, que son escasos en la maternidad. Esto a menudo conduce a abrumador y agotamiento, especialmente cuando los niños son muy pequeños o los hermanos son grandes.

El abrumador, el agotamiento y la ansiedad son emociones que desencadenan respuestas de estrés en el cuerpo, como la tensión muscular, los latidos cardíacos rápidos y la respiración acelerada. Esto tiene un efecto perjudicial sobre la salud física y mental, debilitando el sistema inmunológico y aumentando la irritabilidad. Aunque puede aprender a manejar sus tareas diarias, la irritabilidad puede tener un impacto en sus reacciones y su vínculo con sus hijos.

Entonces, ¿qué pueden hacer las madres para priorizar su propia salud mental cuando no tienen tiempo para sí mismas?

Puede comenzar ampliando su definición y práctica de autocuidado con estos tres sencillos y efectivos consejos..

  1. DEJA DE COMPARARTE CON OTRAS MADRES.

Este consejo no se limita a la maternidad. Compararse con los demás es particularmente perjudicial para la autoestima y el vínculo entre padres e hijos. Las redes sociales y las historias que nos cuentan las novias pueden dar una impresión errónea de la capacidad de otras mujeres para manejar su vida diaria con sus hijos. Desafortunadamente, esto a menudo conduce a sentimientos de culpa y dudas sobre nuestras propias habilidades. Lo que a menudo falta en las imágenes perfectamente escenificadas en las redes sociales es el contexto cotidiano. Para atenuar las comparaciones, recuerde que a menudo solo vemos los momentos hermosos en la vida de otras personas.

  1. PIDA AYUDA A SUS AMIGOS Y A SU FAMILIA.

No tenga miedo de pedir ayuda a quienes lo rodean. Puede comenzar por identificar a una o dos personas confiables que se encargarán del cuidado de sus hijos. Piense detenidamente dónde necesita ayuda y cómo puede utilizar su tiempo libre para usted. Identificar sus necesidades le ayudará a crear un horario y una rutina.

  1. Cálmate y acércate a tus hijos.

Hay muchas actividades básicas como la meditación que puedes incorporar a tu tiempo libre que puedes realizar con tus hijos.

Cuando se sienta abrumado y estresado, haga que sus hijos se sienten en el suelo con usted para realizar una actividad o un momento de silencio de dos minutos. Cuanto más practique el cuidado personal con sus hijos, mejor podrá regular sus propias emociones.

 

Intente incorporar "momentos de calma" en su rutina diaria. Lea con sus hijos, escuche la radio o escuche música.

Las mantas terapéuticas para niños y adultos, que puede incorporar fácilmente a sus rituales de descanso, pueden ayudar. Su peso te ayuda a regular el estrés y a tomar conciencia de tu propio cuerpo. Además, se promueve la liberación de la hormona de la felicidad, la serotonina, y la hormona del sueño, melatonina, y al mismo tiempo se reduce el nivel de cortisol (llamado hormona del estrés).

El resultado es una sensación eufórica de completa relajación del cuerpo y del sistema nervioso.

Si desea saber más sobre los efectos, haga clic aquí.