La falta de sueño es peligrosa: 10 razones. – Coperta Ponderata Balance
Consegna a €0,00 | Politica di restituzione di 100 giorni | Garanzia di sonno migliorato SCOPRI DI PIÙ

La falta de sueño es peligrosa: 10 razones.


Es bien sabido que la duración total del sueño es más corta que nunca. Aquí y allá escuchamos frases como "el día es demasiado corto, dormir 7 horas es un lujo, dormiré cuando me muera". Pero no todo el mundo se da cuenta de que la falta de tiempo para la regeneración del sueño puede tener consecuencias muy graves, que van desde problemas mentales hasta diversos problemas de salud. Aquí están las 10 consecuencias más comunes de no dormir lo suficiente.

  1. Cáncer y enfermedades hereditarias

La falta de descanso nocturno altera la actividad genética normal. Una sola semana de menos de seis horas de sueño al día hace que fallen unos 700 genes, incluidos los que son responsables de nuestro sistema inmunológico, así como de regular nuestros niveles de estrés. La ciencia muestra que estas personas son particularmente propensas al cáncer de colon y de mama.

  1. Problemas gastrointestinales

Pero antes de que la falta de sueño provoque cáncer de colon, por lo general causa enfermedad inflamatoria intestinal crónica (EII), generalmente en el intestino delgado o grueso. Este es el caso del 15% de la población estadounidense, lo que contribuye a aumentar la gravedad de afecciones secundarias como la enfermedad de Crohn. Los pacientes con esta enfermedad tienen el doble de probabilidades de tener una recaída si no duermen lo suficiente y profundamente.

  1. Diabetes

Los trastornos del sueño tienen un gran impacto en nuestro metabolismo. Sin dormir, tendemos a comer más y de forma poco saludable. Recurrimos a productos ricos en calorías, como bocadillos grasos y dulces, para obtener energía lo más rápido posible. El riesgo de diabetes aumenta drásticamente cuando nuestro cuerpo tiene que lidiar con tal caos. La primera reacción suele ser resistencia a la insulina (prediabetes), luego diabetes real

  1. Cardiopatía

Según un estudio de 2012 realizado por el equipo del profesor B. Faraut, las personas que duermen cuatro horas o menos al día tienen frecuencias cardíacas significativamente más altas que las que duermen siete u ocho horas. Además, se observaron ataques cardíacos más frecuentes e incluso se registró dolor en el pecho con el doble de frecuencia que en personas sin problemas para dormir. Por tanto, a largo plazo, el insomnio crónico presenta un riesgo de muerte dos veces mayor.

  1. Inmunidad reducida e infecciones frecuentes

Nuestro mecanismo de defensa natural tiene que lidiar con microorganismos de diversa gravedad, sin tener que lidiar con el insomnio crónico. ¡Una noche sin dormir es suficiente para enfermarte! Se ha demostrado que las personas que duermen poco tienen hasta tres veces más probabilidades de contraer un resfriado que las que mantienen un ciclo de recuperación de 8 horas. El sueño efectivo es la mejor precaución contra las infecciones y enfermedades relacionadas con la inmunidad.

  1. Aumento de peso incontrolado.

La falta de sueño afecta nuestro metabolismo y conduce a la diabetes. Los desequilibrios hormonales pueden conducir fácilmente a la obesidad cuando aumenta nuestro apetito. Un tiempo de sueño insuficiente interfiere con la secreción de grelina y leptina, aumenta el apetito e interrumpe la sensación de saciedad. Como resultado, comemos más y hacemos menos ejercicio. El problema comienza con menos de seis horas de sueño al día.

  1. Bajo líbido

Los profesores de la Universidad de Chicago han descubierto que los niveles de testosterona en los hombres caen drásticamente cuando duermen menos de cinco horas al día. ¡Después de una semana de sueño insuficiente, los niveles hormonales bajan un 15%! Los hombres entrevistados también se quejaron de malestar y mal humor. No es de extrañar que sintieran un poco o ninguna necesidad de sexo.

  1. Irritación y distracción

Después de un solo día sin dormir, nos volvemos irritables, desagradables y agresivos. Después de solo tres días, experimentamos cambios de humor más regulares, que van desde la irritabilidad y la tristeza hasta la emoción repentina y la impaciencia excesiva. También nos volvemos menos empáticos, en el sentido de que no solo no sentimos ningún deseo de ayudar a los demás, sino que no los entendemos. También tenemos serios problemas de concentración y concentración. Después de unos días de falta de sueño, tomamos decisiones más arriesgadas.

  1. Alucinaciones

La línea entre el sueño y la vigilia es muy borrosa. Las superficies comienzan a fluctuar. Los personajes abstrusos aparecen y desaparecen. También pueden aparecer ilusiones auditivas: creemos escuchar nuestro teléfono sonar o alguien llamando a la puerta. Muchas personas experimentan el "síntoma del sombrero", por ejemplo, una presión que se siente alrededor de la cabeza similar a la que se siente cuando se usa un sombrero. Esta es una situación muy peligrosa, sobre todo si nos sentimos muy cansados ​​al conducir durante varias horas, por ejemplo.

  1. Problemas de memoria

264 horas y 12 minutos (11 días): este es el número récord de noches de insomnio. A Randy, que participó en el experimento, se le pidió que resolviera un cálculo simple después del final de la prueba. Tuvo que restar gradualmente el número 7 de 100. De repente se detuvo en 65 y ... se olvidó de lo que se suponía que debía hacer. Los problemas de memoria aparecen mucho antes que después de 11 noches de insomnio. Dos noches malas son suficientes para empezar a tener problemas para recordar cosas simples.