50 tipos de estrés – Coperta Ponderata Balance
Consegna a €0,00 | Politica di restituzione di 100 giorni | Garanzia di sonno migliorato SCOPRI DI PIÙ

50 tipos de estrés


50 types de stress

El impacto del estrés en nuestras vidas ha ido en aumento durante más de 80 años. Actualmente, el 77% de las personas en nuestra sociedad sufren síntomas físicos y el 73% síntomas psicológicos, causados ​​por el estrés. Los motivos más frecuentes son los conflictos en el entorno laboral, los problemas económicos y nuestro ritmo de vida vertiginoso. Sin embargo, hay que decir que esto es solo la punta del iceberg. ¿Tenemos algún método que podamos usar para lidiar con el estrés en nuestra vida? ¿Nos resultan útiles estos métodos?

En 1936, Hans Selye, fisioterapeuta y endocrinólogo, intentó definir el estrés como "la respuesta inespecífica del cuerpo a cualquier demanda de cambio". Sin embargo, esta definición es Sin embargo, esta definición es bastante amplia e imprecisa. No es de extrañar que el mismo médico dijera en una entrevista: "Todo el mundo sabe lo que es el estrés, pero nadie sabe mucho sobre lo que es".

Aunque es difícil para nosotros determinar la naturaleza del estrés, aún podemos entender su impacto negativo en la vida basándonos en muchas experiencias individuales.

El impacto y balance de pérdidas

Según una investigación realizada por el Instituto Americano de Estrés, la cantidad de enfermedades asociadas con el estrés excesivo es muy grande. La literatura cita algunos ejemplos en los campos de inmunología, cardiología y neurología, como dolores de cabeza, problemas gastrointestinales, tensión muscular, palpitaciones, rechinar de dientes, comer en exceso o aversión a los alimentos. Por lo tanto, las señales psicológicas más comunes para superar los niveles de estrés aceptables inicialmente son el nerviosismo, la ansiedad crónica, la falta de energía, la tendencia al llanto e incluso el insomnio, que pueden afectar incluso a las personas más graves. En cuanto a este último grupo, los investigadores han realizado numerosos estudios, en particular con respecto a los efectos sobre el desarrollo de los niños nacidos de madres estresadas. Parece haber evidencia de que un embarazo estresante, dependiendo de su gravedad, tiene un gran impacto en la formación del sistema nervioso y el sistema inmunológico del feto. La magnitud del problema también se refleja en la pérdida anual de ganancias de los empleadores estadounidenses debido a que sus empleados están enfermos y no pueden trabajar debido al estrés. Esta cantidad se ha estimado en 300 billones de dólares.

Todo lo que necesitas es dormir

Todos hemos oído hablar del estrés, reconocemos sus síntomas más comunes y no podemos negar su impacto en las generaciones más jóvenes. También tenemos muchas pistas sobre cómo eliminarlo. Pero, ¿sabemos realmente cómo eliminar el estrés de nuestras vidas? Resulta que a pesar de nuestros mejores esfuerzos, esto probablemente nunca será completamente posible. El estrés siempre ha formado parte de nuestra vida. Las investigaciones generalmente distinguen el estrés "bueno" del estrés "malo". El buen estrés, también conocido como eustress, es motivador y mejora nuestras habilidades. Los problemas surgen cuando nos enfrentamos con demasiada frecuencia a este estrés; la línea divisoria es muy delgada en ambas direcciones y depende de factores individuales. Además, según los expertos, esta línea se cruza muy rápidamente. ¿Qué debemos hacer para evitar el estrés excesivo? El sueño es el mecanismo de defensa natural de nuestro cuerpo. Desafortunadamente, la tensión constante interrumpe este descanso y el proceso de conciliar el sueño, lo que resulta en un aumento de los niveles de hormonas RHC, lo que contribuye a la incapacidad de entrar en el modo de sueño profundo. Según los investigadores, este problema puede aliviarse utilizando mantas más pesadas o accesorios con rellenos especiales. Las investigaciones en esta área han demostrado que las mantas o almohadas con rellenos ponderados que pesan alrededor del 10% del peso corporal del usuario tienen un efecto calmante, reduciendo los niveles de cortisol y mejorando el estado de salud general de la persona. Además, es bueno reducir la ingesta diaria de cafeína y retirar los dispositivos electrónicos del dormitorio. También es importante no olvidar ralentizar el ritmo de su vida de vez en cuando.

 

No olvidemos que es mejor eliminar las fuentes de estrés que buscar remedios.